Rescatan a un delfín varado en la playa de Benidorm.

En el día de ayer los bañistas de la playa de Benidorm, dieron la voz de alarma y los agentes de la unidad de buceadores de la Policía Local de Benidorm (Alicante) han rescatado a un delfín listado que había quedado varado en la orilla de la playa de Levante de la localidad, donde ha llegado en estado de desorientación y agotamiento, según ha informado en un comunicado el Ayuntamiento.

El mamífero, de cerca de dos metros de longitud y unos 100 kilogramos de peso, ha sido localizado en la costa benidormense. Una vez en el lugar, dos miembros de la unidad de buceadores han tratado en varias ocasiones de llevar al animal aguas adentro para intentar que se reorientase, si bien no lo han conseguido.
En estos casos se activa el protocolo habitual y se ha dado aviso al parque Oceanogràfic de Valencia, que ha movilizado hasta la localidad alicantina a un equipo de biólogos y especialistas, al tiempo que se ha requerido a personal del parque Mundomar, en Benidorm, para que colaborara en la atención básica.

El animal ha sido tratado de urgencia en la misma playa por veterinarios, y llevado de nuevo al agua, aunque no ha logrado retomar su ruta. Así, se ha decidido su traslado a las instalaciones del complejo valenciano en una furgoneta habilitada, si bien el consistorio benidormense ha especificado que el ejemplar presenta dificultades respiratorias, por lo que “no se descarta” que sea derivado “directamente” al departamento de necropsias del Instituto Cavanilles.
Vicente Iborra, el concejal de Medio Ambiente y Playas de la población alicantina, ha agradecido la “valiosa” colaboración en las tareas de rescate de la Policía Nacional, de Mundomar y de los voluntarios de la ONG Ibbio.
Comida para hurones.

Los recortes aceleran el cierre de la clínica veterinaria de la Complutense

Según explica el consejo de la clínica en el comunicado, los recortes progresivos habían disminuido el presupuesto en un 58% desde 2009. “Las previsiones iniciales para el año 2012 indicaban que, con esta dotación presupuestaria, para el mes de abril se agotaría la asignación económica y la actividad hospitalaria tendría que finalizar llegado este momento”, señala. Sin embargo, la clínica , con unos 1.8000 alumnos matriculados, ha tratado de reducir gastos y aumentar los ingresos. “La lucha tenaz de todo el equipo de personas que integra el hospital, ha permitido que la actividad clínica pudiera ser prolongada hasta el 9 de julio”, añade.

Los problemas contables de la Universidad Complutense de Madrid, que han llevado al rector, José Carrillo, a anunciar en un acto público que estaba sopesando vender o alquilar patrimonio para obtener ingresos, han impedido dar más crédito al hospital veterinario, señala el comunicado. El pasado 10 de julio un consejo extraordinario decidió interrumpir la actividad asistencial a partir de ayer mismo. El cierre deja en el aire la continuidad de la clínica.

El decano de la facultad, Pedro Luis Lorenzo González, ha asegurado que en este momento, la máxima prioridad del centro es garantizar las prácticas de los alumnos para el curso 2012/13. “Tanto el rectorado como el Hospital, que es un centro anejo a Veterinaria, están buscando las soluciones económicas posibles para que el clínico abra cuanto antes”, añade. La universidad, por su parte, no ha querido hacer ningún tipo de declaración al respecto.